Muchas gracias a todas mis "Magnéticas", por confiar en mí en un día tan importante, por hacerme formar parte de vuestras familias y compartir conmigo inquietudes, miedos y sobre todo alegrías. Y gracias de todo corazón por vuestras palabras y el ratito que dedicáis a escribirlas.

De todo corazón: ¡GRACIAS!

Espectacular resultado y excelente profesional y persona 

¡¡Realmente contenta con el trabajo de Ana!! Desde el primer momento el trato con ella fue de 10, su atención, escuchando y entendiendo mis ideas y mis dudas, conecte con ella desde el principio. Muy muy contenta con el resultado, perfectamente entendió lo que quería, un maquillaje natural pero impecable, todo el mundo me repetía lo guapa que estaba y la buena cara que tenía, sin dejar de ser yo. El rostro descansado, con brillo, resaltando los rasgos, pero siendo yo, creo que nunca me he visto tan guapa y, lo mejor de todo aguanto todo el día sin retoques. Además de una excelente profesional una excelente persona que estuvo conmigo en un momento tan especial, hasta me ayudo a ponerme el vestido (mi madre y yo estábamos muy nerviosas) transmitiendo tranquilidad y cariño. Siempre recordaré con mucho cariño la labor y el trato de Ana en este día, repetiría sin dudarlo, recomendable 100%. Un fuerte abrazo.

CELIA.

Boda 6/10/2018

ANA.

Boda: 29/09/2018

Maravillosa 

Ana es excepcional, hace un trabajo impecable y te ayuda a estar tranquila y relajada. Sin duda, repetiría con ella una y mil veces. Me sentí superguapa y favorecida. Además de maquillarme a mí, nos maquilló a mi madre y hermanas, todas acabamos encantadísimas.

MARTA.

Boda: 18/08/2018

Ana y su equipo son una maravilla 

Vi los resultados del trabajo de Ana dos años antes de mi boda y por eso cuando estaba organizando la mía, pregunté por su contacto. Sus tarifas son elevadas y decidí ‘economizar’ por ese lado y realizar las pruebas de maquillaje (previo pago, ya se sabe) con otra persona recomendada. Al final perdí dinero pues esta última persona no alcanzaba el resultado que yo esperaba y recurrí a la que fue mi primera opción: Ana. Suele estar muy ocupada pero siempre saca tiempo y es muy profesional. Nos maquilló y peinó a 7 personas ese día y todas quedamos encantadas. Además, fueron superprofesionales, sabían cual era su sitio y su trabajo en todo momento, sin dejar de dar confianza y cercanía. Da gusto tener a gente así en ese día tan importante. Volvería a contratar sus servicios sin duda.

MELINA.

Boda: 2/09/2017

La verdad es que solo puedo decir cosas buenas de Ana.
Para empezar la atención recibida por su parte desde el primer minuto fue de 10. 
Le pedí presupuesto por la web y su respuesta fue muy rápida y aunque me mandó la información detallada, concertamos una cita para conocernos y comentar ideas. Nos conocimos, y enseguida supe que es una persona muy profesional. Me pregunto con qué frecuencia me maquillaba, como lo hacía, que tipo de cremas usaba, como me peinaba, y si tenía ideas o fotos de looks que me gustaran. También me regaló unas muestras de cremas que ella recomendada usar antes de la prueba y del día de la boda. No sé, me hizo sentirme muy a gusto y en buenas manos desde el primer contacto.

Y con relación a su trabajo he decir que no me he visto tan guapa en la vida. Ella me recomendó desde el principio el maquillaje con aerógrafo y aunque yo dudaba porque nunca lo había probado tengo que decir que el día de la prueba quedé fascinada con esta técnica. Sin duda fue una de las mejores decisiones que tomé. El maquillaje me duro todo el día y no tuve brillos en toda la noche, y yo tengo la piel muy grasa en la frente. Además no me sentía muy maquillada. Por el contrario, queda muy natural y luminoso. ¡Enserio, tenéis que probarlo! Y a mí madre, que nunca se maquilla ni se recoge el pelo. Estrella, que acompañó ese día a Ana, la dejó estupenda.

Y con relación a su persona le tengo que dar un 15 sobre 10.
El día de la boda cuando me terminó de maquillar y peinar y fue el momento de ponerme el vestido, descubrimos que estaba descosida la pedrería de la espalda. Yo entré en shock de los nervios y me iba a poner a llorar, literalmente. Y ella cogió el toro por los cuernos, me tranquilizó, y junto con mi madre se puso a darle puntadas al vestido. Recuerdo que me decía que estas cosas pasaban constantemente y que no pasa nada.
Esta anécdota se quedará para siempre en mi memoria y solo puedo darle las Gracias de corazón por el trabajo que hizo y como se portó conmigo. 
De verdad es una persona increíble, muy profesional, que realiza un trabajo fantástico.
No es que no me equivocara al elegirla. Sino que si volviera a repetir el día, Volvería a hacerlo con ella de la mano por lo que hace y como lo hace.